burger

Nuestros compañeros

beekeepers

Apicultores en comunidades rurales

collective

Toma de decisiones respetuosa y colectiva

end-poverty

Trabajo para acabar con la pobreza de los pueblos locales

protection

Proteger sus derechos a la tierra

Como comenzamos

Coopsol se asienta en las áridas colinas de la provincia de Santiago del Estero, en el norte de Argentina. La provincia ha sido ocupada en gran medida por la agricultura convencional (principalmente algodón, soja y maíz). No obstante, la zona en la que opera Coopsol no se ha visto afectada por este monocultivo extractivo y se ha mantenido un ambiente prístino para que las abejas prosperen. Los apicultores hablan quechua, lo que los convierte en los hablantes más australes de la antigua lengua inca. Estos agricultores y apicultores locales han visto cómo su tierra y su forma de vida se veían amenazadas. Las comunidades que datan de siglos atrás a menudo no cuentan con títulos de propiedad ni estructuras de propiedad formales. El uso de sus tierras para el comercio verificable hace más probable que puedan proteger sus tierras de las ocupaciones.

Coopsol recolecta miel desde 1992. Antes esta miel se vendía a proveedores mayoristas a precios bajos y se mezclaba con miel de diversa calidad y pureza para venderse en mercados mayoristas globales. Bees for Hope ha dedicado años al desarrollo de una relación genuina y de confianza con los apicultores de Coopsol, una cooperativa de miel en las montañas del norte de Argentina. A través de esta relación mutuamente beneficiosa, Coopsol ha registrado un aumento del 15 % en sus ingresos.

Claudio es el Presidente de APONA desde el 2016. APONA es la asociación que reúne a los productores biológicos miembro de la COOPSOL. Claudio es apicultor desde el 2007 siguiendo su formación por la misma cooperativa. Vive en la comunidad del Chañar, en el norte de Santiago del Estero. Da prueba de competencias particularmente en lo que toca al liderazgo y la solidaridad. Además es particularmente atento a la inclusión de jóvenes de la región en el sector apícola biológico. Su sueño es que la apicultura un día sea una actividad profesional inclusiva y atractiva del punto de vista económico para más jóvenes.
Rene es un socio llave y el cofundador de la Coopsol. Se dedica a la cooperativa desde sus principios en 1992. Es apasiono por la miel y la protección del medio ambiente) local así como su valorización. De origen de la ciudad de Santiago del Estero, concentra una energía particular a desarrollar el segmento biológico de la producción y certificación de la miel de la cooperativa. Rene vive en Santiago del Estero con su mujer y sus dos niños. Su hija Ana progresivamente comenzó trabajó en la cooperativa en paralelo del fin de sus estudios.
Luis es un veterinario de la provincia del Chaco, una de tres provincias de Argentina donde viene nuestra miel. Luis reunió Coopsol en 2004 para aportar su capacidad sobre los procesos de certificación biológica y las redes de comercio justo. Además lleva un trabajo de trabajo social en profundidad en la zona al lado de nuestros productores de la provincia del Chaco. En efecto esta región hace frente a desafíos particulares en término de infraestructuras y de acceso a necesidades de base tal como el agua y la electricidad. Luis vive en esta región en una ciudad que se llama Presidencia Roque Saenz Peña.
Daniel es el Presidente de la Coopsol. Esta consensualmente descrito como una persona muy sincera y constructiva. Defiende una visión de largo plazo para la cooperativa. Hace parte activa desde sus principios. En efecto Daniel fue capacitado por el programa interno a la cooperativa. Presidente desde el 2010, su sentido fuerte del positivismo es un pilar para el conjunto del equipo. Por fin Daniel es el lazo principal para Beesforhope y miembro del comité de dirección.
Los 14 socios de la Coopsol vienen de horizontes diversos aunque la mayoría de ellos es apicultores. Algunos forman parte de la aventura desde siempre mientras que otros reunieron un poco más tarde. Sus experiencias permiten la producción de una miel de calidad muy grande. Todos son contratados en compartir valores de cooperación, igualdad y democracia en los procesos de decisión. La asamblea anual es el tiempo durante el cual se toman las decisiones estratégicas claves para la cooperativa.
Coopsol es una cooperativa lo que significa que todos sus miembros y socios se comprometen en agregar sus competencias y trabajar para el bien del proyecto común. Fundada en 1992, la empresa defiende ardientemente el empresariado social y la producción de una miel sostenible.